Trágico suceso el que ocurría este lunes en la ciudad de Ourense. Una mujer de 66 años acudía el domingo a Barrocás a visitar a su hijo tetrapléjico, interno en una residencia.

Una vez que abandonó el centro, su hijo de 44 años tenía que ser ingresado en el CHUO por una insuficiencia respiratoria. Los análisis que se le hicieron, detectaron metadona en sangre, que habría sido el desencadenante para su muerte el lunes.

Chuo de Ourense
Chuo de Ourense

Al día siguiente de su visita la mujer se quitaba la vida en su residencia en la Avenida de Portugal. La mujer habría usado pastillas y drogas de su otro hijo, toxicómano, para escribir un trágico final a su vida. Madre e hijo fallecían el mismo día.