Los amantes del las aguas termales están de enhorabuena. Las termas de Outariz y las de la Burga do Caneda, volverán a estar abiertas al público a partir de este sábado.

La crecida del río, a consecuencia de las lluvias, dejó impracticable estas zonas desde el pasado mes de diciembre. La crecida del río no ha permitido reabrir hasta este sábado, debido a las posteriores labores de recuperación y limpieza que ha sido necesario realizar.

A pesar de que las previsiones meteorológicas apuntan a que la lluvia puede hacer acto de presencia durante el fin de semana, seguro que esto no será obstáculo para que muchas personas se acerquen a disfrutar de este enclave termal privilegiado.

Termas
Termas