M.N.P fallecía esta tarde a la altura de Rubiá en la N-120, tras el tremendo choque de su vehículo contra un camión. La conductora, que viajaba sola, tenía 42 años y era vecina de O Barco.

Una invasión del carril ocupado por el camión parece ser la causa del brutal accidente que ha causado retenciones en la circulación de la zona.

Los sanitarios que se desplazaron hasta la zona, tan solo pudieron certificar su fallecimiento, antes de que los bomberos la sacaran del amasijo de hierros en que se había convertido su vehículo.

Ambulancias
Ambulancias